El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y fuerzas aliadas, Luis Abinader, deploró este martes las condiciones en que se encuentra la comunidad Higüey, en la provincia La Altagracia.

Dijo que en la comunidad existen carencias básicas, las cuales no se justifican, tratándose de una de las principales zonas turísticas del país.

El político habló al ser abordado por periodistas luego de asistir a la misa en la Basílica de Higüey por el Día de la Virgen de la Altagracia. Ahí se encontró con el presidente de la República, Danilo Medina, a quien le abrazó en el momento de darse la paz.

Condenó además que en la provincia exista un grave déficit de aulas para la población escolar de Higüey y otras comunidades y la situación de inseguridad que también afecta la zona.

Consideró inconcebible que la actual administración peledeísta concluya su mandato de ocho años sin terminar el acueducto iniciado en el 2008, y sin iniciar los trabajos del alcantarillado sanitario.

“No hay forma de explicar y justificar que el actual gobierno no le haya cumplido mínimamente a la principal provincia turística del país, sobre todo cuando se trata de necesidades tan primarias como el agua potable y la salud de la población”, apuntó.

Resaltó que actualmente más del 90 por ciento de la población de Higüey depende de pozos tubulares o de la compra de agua a granel, actividad que se ha convertido en uno de los grandes negocios particulares de la región.

Expresó su preocupación por la extendida práctica que se viene registrando en Higüey de construir pozos tubulares para extraer agua de consumo doméstico al tiempo de instalar, a escasa distancia, pozos sépticos para la disposición de las aguas residuales, lo que a su juicio representa una grave amenaza para la salud de la población.

Dijo que está haciendo un levantamiento de las necesidades sociales más urgentes de la zona para asignar una prioridad especial en el plan de los primeros 100 días del próximo gobierno y responder a la deuda social acumulada que tiene el país con toda la Región Este.

Cuestiona falta de inversión social en comunidades turísticas

Dijo que la situación de Higüey es muy parecida a la de Verón-Punta Cana y otras comunidades turísticas de la Región Este y del resto del país, donde el Gobierno ha sido incapaz de devolver en inversiones de interés social una parte de los beneficios que genera el turismo.

Se hizo eco de recientes quejas expresadas por representativos y medios de comunicación de la zona ante la inercia de las autoridades para avanzar en la construcción del acueducto de Verón-Punta Cana y habilitar el sistema de tratamiento de las aguas residuales, al igual que el hospital de esa comunidad turística.

Igualmente llamó la atención sobre la necesidad de trabajar sin pérdida de tiempo en la regeneración de las playas de Bávaro, El Cortecito, Arena Gorda, Macao y Cabeza de Toro, para enfrentar las consecuencias del cambio climático y la ausencia de una política ambiental responsable para contrarrestar esa grave amenaza.