Un narcotraficante en Australia tuvo la mala suerte de chocar con una patrulla de la policía y con un auto cargado de drogas.