Era la más buscada por la Policía boliviana desde hace dos semanas. Aparentemente acorralada y por temor a que se afecte su seguridad, Dora Vallejos, apodada como la “Reina del Norte”, en alusión a la fortuna y el poder económico que ha acumulado en los últimos seis años en poblaciones ubicadas en la zona norte del departamento de Santa Cruz, presuntamente por actividades vinculadas al narcotráfico, se entregó y quedó detenida la noche del miércoles en las celdas de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (Felcn).

La historia de esta mujer de 36 años cobró notoriedad después de que el Gobierno interino revelara hace unos días que logró acumular en poco tiempo un patrimonio de alrededor de 150 millones de dólares y que tenía carnet de militante del MAS, el partido de Evo Morales. El diputado Tomás Monasterio, que se sumó a las investigaciones, presume que Vallejos tuvo nexos con un ex ministro de Gobierno y con un ex alcalde cercanos a Morales, que se encuentran ahora detenidos. Además, el Ministerio de Justicia sospecha del parentesco de la llamada “Reina del Norte” con el narcopiloto boliviano Miguel Angel Blazquez Vallejos, que cayó detenido el 29 de enero en México cuando piloteaba con el copiloto Aldo López Matienzo un avión con una carga de 1 tonelada de cocaína, que partió desde Salta, Argentina, hasta Cozumel.

Dora Vallejos, que está acusada por la Fiscalía de Santa Cruz de los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito, llamó a la Policía y se entregó alrededor de las 19 horas. Inmediatamente después le tomaron declaraciones en la Fiscalía, donde se habría acogido al silencio, y durmió en celdas de la Felcn, a la espera de una audiencia cautelar en la que se decidirá su futuro. En una corta comparecencia ante los medios de comunicación, a los que fue presentada por las autoridades la noche de este miércoles, la denunciada proclamó su inocencia.”Soy inocente y lo voy a demostrar”, afirmó.

Vallejos, tras entregarse a las autoridades (foto: captura de Unitel)
Vallejos, tras entregarse a las autoridades (foto: captura de Unitel)

La Fiscalía de Santa Cruz tenía anotadas preventivamente 57 propiedades y 19 vehículos registrados a su nombre. Vallejos es esposa de Bismark Carlos Padilla, un sentenciado por narcotráfico a diez años de cárcel. De acuerdo a testimonios recogidos por el diario El Deber en la población de Yapacaní, donde vivía la llamada “Reina del Norte”, la mujer no era millonaria hace diez años, pero apareció “de la noche a la mañana” con mucho dinero y realizó compras de propiedades agropecuarias, instaló un ingenio arrocero y se dedicó a la ganadería en la también zona norteña de San Carlos.

Se ha informado que hasta 2012 la mujer había registrado a su nombre un camión mediano, dos camionetas, un jeep y una moto Kawasaki. Ya en 2013, según el Ministerio de Justicia, su patrimonio en cuentas bancarias y tierras empezó a ‘inflarse’, presuntamente legitimando las ganancias que su esposo obtuvo del narcotráfico. Desde ese mismo año sus vehículos empezaron a incrementarse y compró de a uno en 2013, 2016 y 2019.

Las propiedades que adquirió las usó en ganado de engorde y para la producción de leche, además de la siembra de arroz. Varias están en la localidad norteña de Buen Retiro.

En la Alcaldía de San Juan de Yapacaní se informó de que Dora Vallejos era propietaria de 35 bienes inmuebles, entre rurales y urbanos, en aproximadamente una superficie de 1.454 hectáreas. Le han confiscado ingenios arroceros, lecherías y maquinarias. Solo una de sus propiedades en el área rural y otra en la ciudad estarían valuadas en 5 millones de dólares. También el alcalde de la población de San Carlos, Marco Antonio Añez, confirmó que Vallejos tiene seis propiedades que suman 1.500 hectáreas.

Por su parte, el director nacional de Migración, Marcel Rivas, informó de que la llamada “Reina del Norte” realizó desde 2012 hasta ahora más de 50 viajes a Perú, Brasil y Paraguay.

El diputado Tomás Monasterio, que ha pedido a la DEA investigar este y otros casos que podrían involucrar a exautoridades del gobierno de Evo Morales, reveló que Vallejos podría también llegado a financiar las actividades de un club de fútbol profesional, que fue presidido por un ex ministro.

Vínculos con el narcojet

Las señales que delataron a Dora Vallejos comenzaron a darse cuando hace unas semanas intentó retirar todo su dinero de un banco en la población de Yapacaní, pero sólo había capacidad para devolverle Bs 1,5 millones (unos USD 700.000). Por eso hizo transferencias a terceras personas, ya que le preocupaba que fue vinculada con los narcopilotos bolivianos que cayeron en México con 1 tonelada de cocaína.

El Ministerio de Justicia también se había percatado de movimientos extraños con sus propiedades y pidió que sea citada a declarar, lo que tuvo una demora que provocó una molestia de esa cartera gubernamental con la Fiscalía del Estado, a la que ha exigido un informe.

Esta repartición también sospecha de nexos de Vallejos con el caso del narcojet que fue capturado en México.

Las autoridades bolivianas sospechan que el avión cruzó territorio boliviano después de su partida desde Salta, Argentina, a Cozumel,México. La nave habría hecho una parada en la zona de San Carlos, en una supuesta propiedad de Vallejos. Incluso deslizaron que habría sido un vuelo “fantasma” para cargar los paquetes con droga. Señalan que apagaron el radar y que en el plan de duración del vuelo se registró una demora de 49 minutos.

En el momento de la detención de Vallejos, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que se le ofrecerán todas las garantías de seguridad, ya que les interesa mucho que hable. “Hay muchos nexos que deben ser aclarados y debe explicar cómo acumuló en pocos años 150 millones de dólares”,dijo la autoridad,a tiempo de ratificar que la mujer se entregó voluntariamente a la Policía porque temía por su seguridad y ya estaba cercada.