El pana se compró la mansión de Los Ángeles más cara de la historia: